Saltar al contenido

Carl Zeiss Hologon 15/8 montura Leica M

03/05/2009

CZ Hologon 15mm f/8 en montura Leica M

CZ Hologon 15mm f/8 en montura Leica M

Uno de los lentes más raros para Leica M, el Hologon de 15mm y f/8 fue un hito en la historia del 35mm. Desarrollado por el Dr. Erhard Glatzel para Zeiss y presentado en 1969, fue usado en dos versiones por la casa de Oberkochen.

El Dr. Gerhardt Glatzel, diseñador óptico del CZ Hologon

El Dr. Gerhardt Glatzel, diseñador óptico del CZ Hologon

La primera, en montura Contarex, se debía usar con el espejo bloqueado en posición up y un visor externo en la zapata del flash. La segunda, incluido en la mítica y escasa Contarex Hologon, un cuerpo de Contarex sin espejo réflex, que montaba un Hologon 15mm fijo y un visor directo integrado en la parte superior de la cámara.

La Zeiss Ikon Contarex Hologon con el 15/8 y el visor Albada fijos

La Zeiss Ikon Contarex Hologon con el 15/8 y el visor Albada fijos

Hacia 1972 Zeiss discontinuó toda su línea de artículos fotográficos, y como quedaban una buena cantidad de Hologons sin vender, fue contactada por Leitz para que fueran convertidos a montura Leica M. Obviamente, la noticia de una “colaboración” entre Leitz y Zeiss fue toda una sensación en la época, factor accesorio que aportó su granito de arena para la construcción del status mítico de este lente. Resultado de esa conversión fueron unos 350 a 500 objetivos en montura Leica M, construidos por Zeiss pero vendidos por Leitz.

Un Hologon, con su tapa original y visor accesorio, más los papeles originales de la garantía y control de calidad

Un Hologon, con su tapa original y visor accesorio, más los papeles originales de la garantía y control de calidad

El diseño óptico inicial era innovador: un único, gran bloque de cristal óptico tallado a mano y semejante a un grupo de tres elementos, obviamente sin lugar para colocar un diafragma de control de apertura. En la práctica resultó un diseño demasiado costoso y poco eficiente, ya que si bien se evitaban varias interfases aire-cristal, tendía a quebrarse al ser sometido a variaciones importantes de temperatura. En poco tiempo se recurrió a tres elementos no cementados, que mantenían el esquema general del lente -siempre sin diafragma-, abaratando levemente los costos y eliminando la posibilidad de estallido del cristal. Esta segunda versión fue la usada en los objetivos que fueron vendidos como excedente de stock a Leitz.

Carl Zeiss Hologon 15mm f/8 para Leica M

Carl Zeiss Hologon 15mm f/8 para Leica M

Con una cobertura de alrededor de 120 grados y una distorsión prácticamente inexistente para una focal tan extrema en 35mm, se convirtió en el paradigma de los lentes ultra-granangulares. Por tratarse de un diseño no retrofocal, el elemento posterior se encuentra a escasos milímetros del plano de la película, lo que produce un viñeteo imposible de controlar con el diseño óptico y debido a la falta de diafragma. Para ello, Leitz diseñó un filtro degradado de densidad neutra que aumentaba hacia las esquinas, accesorio fundamental del Hologon 15mm. Con el filtro, la apertura efectiva se veía reducida a f/16, pero se eliminaba el viñeteo. La resolución del lente era muy buena en el centro, y muy aceptable en los bordes, a la altura de cualquier otro lente de la época.

Carl Zeiss Hologon 15mm f/8 para Leica M

Carl Zeiss Hologon 15mm f/8 para Leica M

Los accesorios de serie que venían con el lente eran el filtro especial ND graduado para el control del viñeteo y un visor óptico accesorio provisto de un nivel de burbuja visible a través del mismo, para controlar las distorsiones de perspectiva asociadas a la distancia focal. No se preveía ningún tipo de parasol accesorio, ya que la misma montura se encargaba del control de las luces parásitas.

Vista del ocular y parte superior del visor accesorio, dotado de un nivel de burbuja para el control del picado/contrapicado y perspectiva

Vista del ocular y parte superior del visor accesorio, dotado de un nivel de burbuja para el control del picado/contrapicado y perspectiva

Vista del filtro especial graduado para el control del viñeteo (caída de luz en los bordes)

Vista del filtro especial graduado para el control del viñeteo (caída de luz en los bordes)

Dos décadas después de su desaparición de las listas de precios de Leitz, Kyocera (Yashica-Contax) reencarnó el mítico Hologon en una versión simplificada de 16mm de distancia focal, incluido el filtro ND degradado, para la excelente línea de cámaras Contax G1/G2 y denominado generalmente como Hologon-G.

Un moderno Carl Zeiss Hologon 16/8 fabricado por Yashica para las Contax G1 y G2

Un moderno Carl Zeiss Hologon 16/8 fabricado por Yashica para las Contax G1 y G2

Un CZ Hologon-G 16mm f/8 originalmente para Contax G1/G2, adaptado especialmente para ser usado en Leica M y montado, en este caso, en una M6

Un CZ Hologon-G 16mm f/8 fabricado por Yashica originalmente para Contax G1/G2, adaptado especialmente para ser usado en Leica M y montado, en este caso, en una M6

En la actualidad, los lentes de alrededor de 15mm de distancia focal son bastante frecuentes, y tanto Zeiss como Leica y Cosina-Voigtländer ofrecen versiones modernas de montura Leica en estas focales. Zeiss ha presentado el ZM Distagon 15/2.8, un lente de resultados asombrosos tanto en resolución como en control de aberraciones y bastante luminoso. Leica tiene el WATE, Wide-Angle Tri-Elmar-M 16-18-21/4 ASPH, un lente trifocal de excelente rendimiento. Cosina Voigtländer ofrece el Super Wide Heliar 15/4.5 aspherical, un lente maravilloso por su relación precio/calidad, con un rendimiento muy poco inferior a sus parientes germanos.

Carl Zeiss Distagon T* ZM 15/2.8 para Leica M

Carl Zeiss Distagon T* ZM 15/2.8 para Leica M

El lente trifocal Leica Wide Angle Tri-Elmar-M ASPH 16-18-21mm f/4

El lente trifocal Leica Wide Angle Tri-Elmar-M ASPH 16-18-21mm f/4

El Super Wide Heliar 15mm f/4.5 de Cosina-Voigtländer en montura Leica a rosca (utilizable con un adaptador en Leica M), ha sido recientemente rediseñado también en montura Leica M nativa

El Super Wide Heliar 15mm f/4.5 de Cosina-Voigtländer en montura Leica a rosca (utilizable con un adaptador en Leica M), ha sido recientemente rediseñado también en montura Leica M nativa

En definitiva, el clásico Hologon 15/8 en montura Leica M es un lente muy interesante para los coleccionistas, debido a su escasez, a lo innovador de su diseño óptico y también lo particular de su historia.

Una hermosa dupla: una clásica Leica M3 con un Hologon 15/8 original

Una hermosa dupla: una clásica Leica M3 con un Hologon 15/8 original

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s